Acerca de Mireille

Comencé mi carrera en el mundo de las letras digitales en el año 2005, en mi primer empleo que llevaba por título: desarrolladora de contenido web; un campo que en ese entonces resultaba aún desconocido para muchos e innecesario para el resto. Durante el tiempo que estuve en aquel puesto, escribí principalmente sobre destinos turísticos, pero también varias piezas editoriales que fueron publicadas en sitios como Terra y Prodigy, que en su momento, llegaron a tener algunos cuantos miles de lectores.

Mi pasión por la literatura, sin embargo, la traigo enraizada en el corazón desde muy temprana edad; mis primeros intentos de escribir se manifestaron cuando tenía más o menos 11 años; el resultado de aquella primera incursión en la narrativa estuvo compuesto por 3 cuentos cortos —y he de admitir: bastante malos— que se perdieron para siempre en las aguas del huracán Roxanne. Entre mis 14 y mis 16 años escribí montones de poemas sin ton ni son —entiéndase sin métrica ni técnica— que regalé indiscriminadamente; razón por la que no conservo ninguno.

Mi segundo intento de narrativa no se produjo sino hasta mis 17 años, con una, ejem: serie de ciencia ficción que interrumpí a los 21, al graduarme de la universidad. Y aunque medio escueta y medio mal escrita, Omega Centauri me dejó la satisfacción de haberme creado una base de fans de hueso colorado entre los que se encuentran por supuesto mis familiares y amigos cercanos.

Novelas

A principios del 2004 fue que por fin la cosquilla de las letras pudo más que cualquier razonamiento —o cualquier demonio interno— así que me senté a escribir mi primera novela, la cual vio la luz de la autopublicación en el 2014, después de haber pasado por una transformación más dramática que la de Gregorio Samsa.

Persiguiendo espejismos es el resultado final de ese esfuerzo. Y ahora, con mi segunda novela a punto de llegar a Amazon, he decidido usar este sitio para promocionar ambas novelas y las que vendrán en el futuro.

Mireille