Microcuentos

Algunas veces la inspiración me regala escenas concretas que tienen inicio y fin en muy pocas palabras; historias que no van a desenvolverse más allá de unos cuantos párrafos. Otras veces, algún sueño extraño y loco, que se queda en mi mente, es el que da pie a uno de estos microcuentos.

En uno de los primero blogs que tuve, escribí varias historias cortas que se conectaban unas con otras. Años más tarde, éstas evolucionaron y se convirtieron en parte de la novela Persiguiendo espejismos.

Aunque esas historias ya no forman parte del blog –porque su formato ahora es demasiado largo– he decidido mantener una cierta «tradición» de postear historias cortas en mi sitio.

Ximena

Coliseo - Concierto

MCMXCIV

Dormilón - Cachorro border terrier

Dormilón